Segunda parte del artículo publicado en el libro fallero del año 79

Como es natural los adornos citados se confeccionan en Valencia. Los talleres, como en la gloriosa época gremial valenciana, se hallan radicados en la parte antigua de la capital, en callejas de gran evocación antañona. En una de ellas, situada en la típica barriada del Pilar, y como último vestigio de nuestra potente artesanía medieval, se encuentra un pequeño y modesto obrador, donde se confeccionan al estilo clásico - a mano- dichos adornos capilares de la mujer valenciana. En él toda la família se halla ocupada en estos trabajos, dedicados exclusivamente a confeccionar " les pintes, gonxos", y demás, al igual que " adreços". Todos sus útiles de trabajo son el cincel, el martillo y el bajo banco de plomo. Ellos mismos diseñan los modelos de les " pintes". El padre aprendió dibujo en las Escuelas del Patronato y el hijo en la Escuela Industrial de Valencia.
.
A ellos formulamos varias preguntas:

¿ Cuál y cómo es la auténtica " pinta" valenciana?

No la que algunas muchachas equivocadamente suelen usar. Sí las que la JCF obsequia a la Fallera Mayor y ala Corte de Honor. La " verdadera" " pinta", la "auténtica", la " clásica", sólo debe medir 16 ó 18 cm de altura. El señor Banquells - añaden-, que era alcalde de Valencia cuando la inaguración del Mercado de Colón, quiso que antes de confeccionar las peinetas que habían de usar las muchachas en dicho acto fuesen lo más fieles posible a lo tradicional. Se hizo por ello el correspondiente estudio. Entonces supimos que la peineta llamada " torrentina" era algo más puntiaguda que la que se usaba en la huerta de Valencia, pero ambas de las dimensiones apuntadas. Otra gran equivocación de hoy - nos añaden- es querer que la " pinta" sea calada cuando lo clásico es que no lo sea. El dibujo debe ser barroco.

¿ Cuáles eran y cuáles son los metales empleados para confeccionar " les pintes i el rascamonyos"?

Antiguamente las mujeres de posición económica pujante las llevaban de oro, y las demás de plata dorada. Hoy, claro, salvo casos excepcionales, se confeccionan con metales menos costosos, que luego reciben un baño de oro; si bien de algunos años a esta parte son muchas las que llevamos confeccionadas en plata, que luego también se doran, y aún bastantes de oro.

¿ Les cuesta mucho trabajo hacer cada peineta?

Según. La que más, cuatro días, y la que menos uno.

¿ Reciben pedidos del extranjero?

Ya lo creo. Mandamos juegos de peinetas y " adreços" a la Argentina, Venezuela, Colombia, Chile, México, Brasil y, en general, a todos los países sudamericanos, no solo a los grandes grupos valencianos allí residentes, sino también a gentes naturales del país. Igualmente servimos estos juego a Nueva York y otras importantes ciudades norteamericanas, así como Holanda, Alemania, Inglaterra, Francia y Suiza, principalmente. El traje típico de la mujer valenciana tiene una extraordinaria aceptación y gusta muchísimo en todo el mundo. Es elegante, vistoso, rico, de mucho colorido y da gran presencia y esbeltez a la muchacha o señora que lo lleva. Siempre que el traje de valenciana hace su aparición en elagún baile en el extranjero atrae poderosamente la atención de todos y es el más alabado.
Como detalle curioso - nos añaden- le diré que en la primera visita que hizo a Valencia la célebre bailarina Carmen Amaya tanto le entusiasmó el traje típico de las valencianas que se hizo confeccionar uno para ella y otro para su hermana. A nosotros nos compraron los mejore juegos de peinetas y " adreços" que teníamos.

Como final - añadió el padre- le diré recuerdo que, siendo niño, todas las labradoras que venían al mercado a vender llevaban el clásico peinado y adornos, excepto la peineta, incluso els " caragols" y los " ganxos". Recuerdo igualmente que en los escalones de la Lonja había una parada en que se vendían estas cosas, y en ella es donde solían surtirse las huertanas.